DATOS ÚTILES

La matriculación es obligatoria, por más que sólo tengas materias para rendir y no para cursar.

Este trámite se lleva a cabo a principios de año, según las fechas informadas por el Departamento de Alumnos.

Por más que curses o rindas materias del segundo cuatrimestre, es necesario que te matricules en los plazos establecidos. De lo contrario, deberás solicitar una matriculación fuera de término.

Al matricularte, debés llevar adelante alguna actividad académica durante ese año (de febrero a febrero) para no perder tu condición de alumno regular.

Si no vas a realizar alguna actividad académica (cursar o rendir materias) durante el año, pero tenés pensado seguir con tu carrera, es preferible que no te matricules. Esa medida evitará que quedes como alumno pasivo durante ese período.

Importante: si un año no te matriculás, no perdés la matrícula de tu carrera.